Trabajar desde Casa

01.05.2019

Trabajar desde casa.

Hoy que es el día del Trabajador me pareció bueno poder hablar un poco de esto que nos pasa a muchas mamás "home working".

Las posibilidades de trabajar desde casa son cada vez más, es una realidad y es algo positivo, impacta directamente de forma global: en el trafico, en la contaminación, en la saturación de espacios y horas.

Pero no solo es positivo por estas cosas, también, y acá ya si de forma individual, es positivo porque (ya sea que trabajes alguno o todos los días desde casa) podes trabajar con la ropa que quieras (se puede abusar del pijamas, cosa que recomiendo fuertemente), podes preparar tranquila el desayuno mientras vas chequeando los mails, podes moverte a diferentes partes de la casa según la calidez o la frescura de los rincones dependiendo la época del año, podes comer comida casera en el almuerzo y prepararte el mate las veces que quieras, porque estas al lado.

Pero como TODO en la vida, siempre hay una parte no tan positiva y es que, o al menos en mi caso, hago cosas "de la casa" en el medio, entonces siempre estoy haciendo algo (pongo algún lavado de ropa mientras espero la respuesta de un mail), preparo el almuerzo o adelanto la cena, mientras hago algún breack, abuso un poco del picoteo porque estoy en casa, y cuando tengo que sacarme el pijama porque tengo que ir a buscar a los niños al colegio pienso en la posibilidad de mandarles un uber antes que tener que vestirme (tranquilas, lo pienso por unos segundos y se me pasa, pero lo pienso todos los días).

Entonces ¿cómo es? Trabajar en casa sí o no?

Pienso que, como en todo, depende de cada uno, del momento y de ser capaces o no de tener conducta.

Hay gente que dice que no se acostumbraría nunca al trabajar desde casa, que le costaría mucho concentrarse o armarse una rutina y cumplirla. Además les gusta salir de sus casas, tener su lugar a donde llegar y sus tiempos, y me parece genial.

Yo por mi parte trabajo de esta forma desde que nació #hijomenor, por distintas circunstancias, y si bien al principio me costo un poco armarme una rutina y confieso que hay veces que, en el día a día, me disperso (muy común en mi, de todas formas), busco todo el tiempo el EQUILIBRIO para que el trabajar desde casa me funcione.

Y también me doy cuenta que depende mucho de la personalidad, en mi caso soy una persona multitasking o multitarea, me concentro mejor cuando tengo varias cosas de las que me tengo que encargar y voy haciendo muchas cosas en simultáneo (debo confesar que muchas veces tengo que frenar y acomodarme porque puedo meter la pata, pero mi cabeza funciona así y de a poco la fui aprendiendo a aceptar, a entender y a sacarle todo lo bueno).

Lo más importante, como en casi todo, es la organización, se me ocurrió que puedo compartirles algunos tips que me sirven para poder llevar a cabo esta tarea y no dejar la vida en el intento.

1) Anoten todo, absolutamente todo en un calendario. Aunque sea algo que pensamos que nos vamos a acordar, anótenlo igual, porque les aseguro que en el día a día se pasa, y porque además es una buena forma de organizarse. En mi caso tengo dos calendarios, el de la cocina (con las cosas familiares- cumpleaños, eventos del colegio- citas medicas- citas del veterinario) y otro en el escritorio con mis cosas del trabajo

2) Organizarse con anticipación, idealmente toda la semana siguiente. Tómense un tiempo el domingo, y piensen y anoten todo lo que tienen que hacer la semana que esta por comenzar, y déjense tiempo para ustedes o vacíos para cualquier eventualidad, porque si bien hay días que  resultan tal cual los planeaste, hay días en que son más caóticos y tener "tiempo/momentos" libres nos pueden salvar el día.

3) Pónganse horarios, pero sean flexibles. Tener horarios fijos ayuda a que seamos conscientes de cuanto tiempo estamos invirtiendo (o no) en hacer cada cosa, pero seamos flexibles, porque eso es lo bueno de trabajar desde casa, que uno se puede amoldar a distintas cuestiones que pueden ir surgiendo.

4)Permitirme concesiones. Que para eso trabajan desde casa; Cuando recién arranque me frustraba si se me presentaba algo que se corría de la rutina que tenía armada, cosas como que viniera el plomero/gasfíter a arreglar algo a casa en el "horario de trabajo". Ahora lo hago, me relajo un poco más con eso, y busco la manera de compensar ese tiempo.

5)Sean conscientes y agradecidas de esta posibilidad. No todo el mundo puede hacerlo (y hay muchos que tampoco quieren y vale también). Cuando tengan un día fatal, en donde el calendario marcaba algo y se encuentro haciendo otra cosa, o se me juntaron varios pendientes y se pregunten, ¿a quien se le ocurre trabajar desde casa?, intenten frenar un poco, respirar profundo y repetir cual mantra "ya va a pasar" "es solo un día" prepárense alguna cosita rica para tomar (mate, té, café) y van a ver como, de a poco, todo empieza a andar mejor.

Como todo, es cuestión de lo que más te acomode y te haga feliz, que eso mis amigos es la clave para todo, por eso hoy en este día especial, el día del trabajador quería compartirles un poco de mi día a día, ayudarlos si están en alguna situación caótica de "trabajo en casa" y porque no inspirar a aquellos que lo estén pensando o definitivamente sacarlos de su cabeza, porque "no todo es para todos".

Feliz día del trabajador a todEs!!!!