San Pedro de Atacama

28.03.2018


Desde que nos vinimos a vivir a Chile nos propusimos que, de a poco, iríamos conociendo algunos puntos del país y San Pedro de Atacama estaba en la lista, obviamente. Así que apenas conseguimos una promo de vuelos y salimos para allá. Como fue semana santa nos fuimos 3 noches, así que tuvimos que planificar bien todo para poder aprovechar los días. Nos alojamos en un hotel bien cerquita del centro, para poder movernos caminando, ya que no alquilamos auto. Apenas llegamos dejamos las cosas y ya salimos a:

Laguna del Cejar: A 16 km de San Pedro de Atacama se encuentra este maravilloso espejo de agua con sal de litio, donde uno se puede bañar, por tiempo limitado; Si bien los niños nuestros, por la edad que tenían en ese momento como en el momento que fuimos el agua estaba con mucho más grado de sal del que normalmente tenía, no pudimos entrar porque no nos lo recomendaban, así que con un poco de desilusión pero sin dejar que eso nos opacara el día seguimos camino hacia los Ojos de Tebinquinche, dos pequeñas lagunas muy juntas con agua no tan saladas, donde si nos pudimos bañar y disfrutar del agua. Después de las fotos y los saltos de rigor, seguimos camino al Salar de Tebinquinche, un conjunto de humedales salinos rodeados de baja vegetación, donde los colores del cielo se mezclan con los de la tierra y la sal y hacen un contraste maravilloso, digno de fotografiar. Caía la tarde y para coronar el día nos armaron una mesa con unas delicias locales que pudimos disfrutar mientras el sol caía y nos quedabamos con la sensación de que, a pesar de no haber entrado a la laguna, habíamos tenido revancha.

Valle de La Luna y de La Muerte: Al otro día bien temprano partimos hacia este paisaje geológico maravilloso, el más importante de la Cordillera de la Sal, visitado diariamente por cientos de turistas atraídos por sus impresionantes formaciones naturales. Actualmente el parque "Valle de la Luna" es considerado parque natural protegido. Es un recorrido donde se recorrer varios lugares del parque Valle de la Luna como : Anfiteatro, Las cavernas de Sal, la tres Marías, la piedra del Coyote y el mirador al Valle de la Muerte. Es importante aclarar que se llega a cada lugar en vehículo, porque el parque es muy grande, se llega, se estaciona y se puede recorrer cada uno de esos hermosos sitios a pie, al ir con guía pudimos conocer los puntos más importantes y entender lo que estábamos viendo a cada paso que debamos (y cada foto que sacábamos), lo recomiendo.

Tour nocturno astrológico: Finalmente en nuestra última noche, como frutilla del postre, fuimos a ver las estrellas y la luna en ese cielo limpio e inmenso que tiene San Pedro de Atacama. El tour comienza a las 10 de la noche, nos pasaron a buscar y nos llevaron al observatorio a cielo abierto, nos dieron una pequeña charla de lo que íbamos a ver, de como identificar ciertos astros y nos dividieron en grupos para poder usar los magnifico telescopios, tuvimos tiempo de poder ver todo lo que esa noche se dejo ver (especialmente constelaciones y sobre todo la luna), después de la observación y con el frió ya calando hondo, pasamos a un duomo donde nos mostraron una película cortita de los avances en materia astrológica en la zona y para alegría de nuestros cuerpos, y sobre todo de nuestra panza, pudimos comer algunas cositas y tomarnos algo caliente. Recomendaciones: Ir bien abrigado, al ser desierto, la amplitud térmica es muy marcada y por mas que en el día hayan tenido un sol impresionante a la noche refresca, y bastante. Es algo muy lindo para hacer con los chicos, les encanta y pueden participar de forma muy activa, pero procurar no hacer mucho durante ese día porque al ser tan tarde la excursión les da sueño y pueden perderse todo porque se duermen.

Sobre la ciudad y las comidas: Pudimos recorrerla mejor el último día, al menos el centro, porque nuestro vuelo salía tarde, aprovechas a ir a la plaza principal donde siempre hay música en vivo de algún grupo callejero que esta animando el día. Hay muchísimos locales para comprar artesanías, aguayos, gorros y distintas cositas para llevar a casa; También hay muchas opciones a la hora de comer que van de comidas típicas a pizza, pasando por hamburguesas y comida vegetariana, hay varias heladerías con gustos de frutos de la zona como chañar, leche de quinoa, rica rica y ayrampo.

Algunos datos útiles:

*Para llegar en avión: el aeropuerto más cercano es el de Calama, y de ahí se puede tomar bus, o transfer, son 100 km aproximadamente.

*Ropa: lo mejor y por las excursiones que hay, es ideal la ropa cómoda, zapatillas, ropa liviana y de abrigo, como le comenté arriba la amplitud termica amerita de todo un poco.

*Excursiones: además de las que nosotros hicimos hay varias más que no pudimos hacer por la edad de los nenes y la altura de los lugares (algunas y otras porque no nos dieron los días) a saber:

-Geysers del Tatio

-Lagunas Altiplanicas

-Mirador de Piedras Rojas

-Monjes de Pacana

-Valle del Arcoíris

-Termas de Puritama